2 nov. 2014

Expresionismo

Bajo mi punto de vista, cuando se pinta un cuadro, hay dos cuestiones iniciales que marcan y definen el resultado final del mismo.

  1. Cuadro encargo: Cuando hago cuadros por encargo para clientes, como pueden ser paisajes, bodegones, retratos...etc, antes de empezar a pintar ya he tenido en cuenta sus indicaciones, preferencias, gustos y tipo de estilo personal que tiene, además de tener en cuenta el espacio donde va a ir colocado y tipo de marco.
  2. Cuadro inspiración: Por otro lado, los pintores tenemos días mejores y peores en cuanto a inspiración, pudiendo realizar como es en mi caso cuadros en estilos muy variados (surrealismo, puntillismo, realismo, impresionismo...etc).
He hecho esta pequeña introducción solo para poner aquí una Marina que he realizado, con estilo Expresionismo. ¿Cómo? Un día te levantas llena de energía, y desayunando te vienen imágenes con colores fuertes (quizá en parte de sueños al dormir la noche anterior) que tienes las ganas de plasmar en un lienzo (o madera en este caso).



No parece pincel, ¿verdad?  Claro, no lo es. Está hecho con espátula, moviendo los colores vivos y primarios de un lado a otro, para conseguir este efecto que hace que sea el cerebro del expectador el que cree la imagen de una marina... con su mar, oleaje, cielo con atardecer, y quizá un barco...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Encuesta caricatura